INICIO  | SITIOS DE INTERES  |  

ORGANIGRAMA CONVENIOS CONSIGNAS EVENTOS AVISOS
Declaración de Principios
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12   13   14   15   16   17   18   19   20   21   22   23   24   25  

Es deber de la sociedad propiciar mejores oportunidades para que todas las personas tengan acceso a la propiedad privada, genuino valor y factor de la justicia, que posibilita y facilita dar y reconocer a cada quien lo suyo.

El derecho de propiedad privada no sólo debe estar garantizado por el derecho positivo, sino también por la actuación del Estado, pero no es absoluto, sino que está, de alguna manera, subordinado a las justas y evidentes exigencias del Bien Común.

El uso que cada persona haga de su propiedad, ha de estar subordinado a los principios éticos y a la búsqueda de su plenitud personal. Es igualmente cierto que toda propiedad privada -en virtud de la integración de la persona en sociedad- tiene una función social que se deriva del tipo de propiedad, y el cumplimiento de la misma compete a la libertad responsable del propietario.

De esta función social de la propiedad deriva la responsabilidad de invertir y emprender -directa o indirectamente-, conforme a la propia decisión, en actividades productivas.

53. La empresa y su misión
La empresa es la institución fundamental de la vida económica, manifestación de la creatividad, iniciativa y libertad de las personas, que organiza el trabajo de un conjunto de hombres y se dedica, con determinados recursos, a producir bienes y/o proporcionar servicios, para contribuir así a la satisfacción de necesidades individuales y sociales de los demás.

Su misión es coadyuvar al progreso y desarrollo socio-económico, al optimizar la relación entre el trabajo y los instrumentos utilizados -económicos y técnicos- para servir a sus integrantes y a la sociedad. Como toda entidad social, la empresa tiene la responsabilidad y el derecho correlativo de propiciar y exigir las condiciones sociales, jurídicas y económicas necesarias para que el hombre pueda alcanzar su desarrollo.

La empresa es, en síntesis, una sociedad al servicio de la sociedad, y por ello tiene un compromiso indeclinable con la nación. En consecuencia, la actividad empresarial constituye una verdadera vocación, y por ende un camino de perfeccionamiento para quien la ejerce.

Es pues, responsabilidad de todos los sectores de la sociedad, promover el espíritu y la vocación empresarial, sobre todo entre la juventud.
EDITORIAL
En el Centro Empresarial Metropolitano, como parte sustantiva de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), las virtudes y los valores están siempre presentes....continúa
REVISTA
ENCUESTAS
FRASES CÉLEBRES
"El hombre que ha perdido la aptitud de borrar sus odios está viejo, irreparablemente."